El monto donado se destina a cumplir la visión compasiva del venerable Gueshe Kelsang Gyatso Rimpoché de construir un Templo Kadampa en cada ciudad del mundo, tanto los templos urbanos como los más grandes y tradicionales Templos de la Paz en el Mundo.